La Gran Transformación Medioambiental acaecida en la Tierra tras la Instauración de la Homeostasis

Han pasado ya, 3,784.88 millones de años de cuando la hidrosfera consolido su rol, dentro de los componentes medioambientales, por medio de la cual el hierro depositado por las fases conjuntivas que antecedieron el Rango Medioambiental Uniforme o Estándar, estuvo circulando sobre la superficie un largo tiempo de 1,262.23 m./a. a través de las escorrentías superficiales que se generaron a partir de la fecha; incrementando su ímpetu conforme las precipitaciones aumentaron a niveles torrenciales, transgrediendo el funcionamiento del régimen regulatorio planetario, donde a partir de aquí, se hiso necesaria una intervención regulatoria operativa con la que tuvo que lidiar el régimen en su desempeño, a través de su devenir temporal por la Tierra.  

La motorización del hierro superficial, por medio a las lluvias, obstaculizaron el desempeño del algoritmo natural sucesorio, por medio de la activación de pulsos de radiaciones propaladoras de “Ondas HIDRO/Magnéticas” que interferían los flujos del campo GEO/Magnético, creando una anomalía de interferometría de baja intensidad que obstaculizaban las secuencias planetarias, sobre el cual se apoyaba el Régimen de Equilibrio Dinámico Inercial de la Tierra.

Esta disyuntiva marco la alternativa final que tomaría el régimen regulatorio, que consistió en un desvió temporal del algoritmo sucesorio por medio de una inducción, que sustituyo el Sistema Natural de las Sucesiones Monofásica Continua por un racimo MULTI/Fenomenológico de Sucesivas Regresiones Inducidas, que mantienen su predisposición hacia la permanencia de una gran masa orgánica y la persistencia de la anomalía hidráulica, como interacción mecánica que le sirven de fuerza motriz para mantener el arcionar de la homeostasis, que en su conjunto se mantiene operando como una modalidad particular.

Los ajustes realizados por el sistema metabólico hacen 2,522.65 (m./a.), fueron fundamentales para la instauración del sistema homeostático como un régimen biológico moderno, paralelo al Régimen de Interdependencia Inercial Secular que regula las actividades astronómicas, establecido por medio de la Perturbación Inercial PROTO-Planetaria que le dio origen.

La fotosíntesis fue el recurso básico regulatorio asumido para corregir la transgresión ocasionada por las radiaciones propaladoras de “Ondas HIDRO/Magnéticas” que emitían en ese tiempo los torrentes hídricos, dándole fin a la Activad Metabólica Anaeróbica QUIMIO/Sintetizadora de las Metanogenas Procariontes, que se nutrían de estos compuestos de hierro y azufre.

En esta transferencia, el sol paso a sustituir los compuestos del hierro y azufre como fuente externa de suministro energético, convirtiéndose en una fuente inagotable de sustento para las actividades biológicas, erigiéndose esta opción como la más idónea para prolongar la permanencia de la vida, bajo los dictámenes del régimen regulatorio, con capacidad para soportar las transacciones funcionales del nuevo Régimen Metabólico Aeróbico FOTO/Sintetizador Homeostático.

La gran oxidación del Deriano Sincrónico, fue la responsable del descenso en masa de los compuestos de hierro, conformando extensas bandas geológicas superficiales, que dejaron de ser sustento metabólico de las antiguas Metanogenas Procariotas Anaeróbicas; esto indica la arriesgada proeza por la que tuvo que pasar el régimen regulatorio, para mantener la acción del sistema biológico operando en la Tierra.

La fotosíntesis fue la alternativa elegida por el régimen regulatorio, para sortear los inconvenientes ocasionado por la movilidad del reciclamiento del hierro a través del ciclo hídrico, que llego al extremo de tener que sustituir el algoritmo natural, para eludir el debilitamiento del campo magnético, perfilando el surgimiento de una nueva estructura operativa de carácter refrigerante, que salvaguardo el sistema biológico y la hidrosfera; perfilando la Homeostasis como una nueva instancia temporal.

El eslabonamiento de la Alga Eucariota, fue el recurso biológico empleado por el régimen regulatorio para disponer los cambios ambientales necesarios, recombinando la genética del ADN existente en nuevas estructuras alfas, que vinieron a constituir un nuevo organismo en termino de transferencia horizontal ENDO/Simbiótica, como precepto dominante de la actividad regulatoria.

Esta respuesta fue una prioridad para el régimen regulador, lo que indica su astucia por establecer los cambios ambientales pertinente, otorgando funciones novedosas al nuevo organismo, como el uso de las mitocondrias cuyas adaptaciones permitieron que su síntesis se orientara a procesar la energía directamente del Sol.

El recurso de la clorofila, le permitió al Régimen Aeróbico FOTO/Sintetizador Homeostático, liberar oxígeno como desecho metabólico, que por partida doble: contrarrestaron las pecaminosas radiaciones de microondas del Deriano Sincrónico y también, precipitaron el hierro a los fondos marinos por medio de la gran actividad oxidativa ocurrida en este interludio.

La respuesta en el plano biológico por parte del régimen regulatorio puso fin a los devaneos del algoritmo planetario en los procesos sucesorales, labrando el accionar de un racimo de sucesiones regresivas inducidas homeostáticamente, que se han repetido aquí en la Tierra en condiciones favorables para la vida por 2,285.50 de millones de años, como término de un ciclo innovador, proporcionando un modelo a seguir para extender la vida más allá del sistema solar y el espacio exterior.

La fortaleza de la Homeostasis radica en los reiterados ciclos MULTI/Fenomenológicos que renuevan su accionar en sucesivas fases, viéndose forzada a zafar y reanudar sus fuerzas electromagnéticas reiteradamente a nuestro satélite, que se producen para cuando entran en vigencias los periodos sincrónicos, en que los anclajes magnéticos de la Luna se soliviantan por medio de un abombamiento hídrico que va desfasando el centro de gravedad del sistema, fuera de la corteza terrestre hasta zafarlo de la corteza terrestre, que provoca el colapso final.

El rompimiento del primer abombamiento oceánico, hace ya 2,285.50 millones de años en el Deriano Sincrónico, determino el primer rebote magnético y a partir de este fatídico día, llego a su final el Arquerozoico y las Sucesiones Naturales de la Tierra quedaron suspendidas; marcando el inicio de una nueva estructura operativa medioambiental de carácter refrigerante como formal entrada  de la Homeostasis, como agente regulador de los acontecimientos geológicos de Empujes Seculares Regresivos.

La homeostasis es un régimen que esta afianzado, en una permanente interactividad inercial, compuestos por un entramado de Ciclos Predeterminados GEO/Ambientales de incidencia astronómica, regida por un conjunto Sucesoral de Regresivos saltos orbitales de la Luna, generado por la permanencia de la hidrosfera y la inducción de la existencia de la gran masa orgánica que conforman el sistema biológico, fundamentado en la producción de oxigeno orgánico.

Publicado en El Cambió Climático y Aceleración Secular | Deja un comentario

Régimen de Operación de los Ciclos Sucesorales GEO/Ambientales Predeterminados, Homeostático.

En el Deriano Sincrónico la Tierra sufrió la más significativas de las transformaciones medioambientales, en el que el régimen regulatorio tuvo que recurrir a los mecanismos de salvaguarda ambiental más extremo y producir los ajustes más antagónico para mantener el equilibrio, hasta llegar a la apología de tener que cambiar la secuencia algorítmica astronómica en que se venían ejecutando las sucesiones continuas naturales de los acontecimientos geológicos, que fueron sustituido por un racimo de ciclos Sucesorales GEO/Ambientales Predeterminados de propensión refrigerante en base a la producción de oxígeno.

El Deriano Sincrónico, estuvo caracterizado por la conformación del primer SÚPER/Continente denominado Kenorland que propicio el desarrollo de una gigantesca plataforma continental, sirviendo de receptáculo interior a un somero mar llamado Gya, que se generó por medio de una anomalía hidráulica ocasionada por la gran atracción de la Luna, que se encontraba GEO/Estacionada, atrayendo todos los cuerpos de aguas existentes hacia su área de influencia, a tal punto que mientras el abombamiento se expandía, crecía la inestabilidad magnética hasta llegar a zafar el anclaje mareal fuera de la corteza que la sujetaba y romper su centro de masa, desgajándose dramáticamente por sobre la faz de la Tierra convertida en un Súper Tsunami Global, dejando la Luna saltar por el firmamento, para más tarde estabilizarse en su primer nivel de energía circunvalar de reincidencia, que dio inicio al 1° ciclo homeostático: el periodo del Proterozoico GEO/Ambiental Predeterminado, hace 2,285.50 millones de años.

La directriz algorítmica del Deriano, era: hacer desaparecer la hidrosfera, sublimándola por medio de un torrente de microondas caloríficas de origen sincrónico, que produciría una metamorfosis superficial, que la marcaria como la última determinación astronómica de la Conjunción Natural del Arquerozoico en secuencia monofásica; por sobre la cual, la Homeostasis se abriría un espacio en término de una singularidad temporal, con la connotación de una fuerte estrategia refrigerante, que neutralizarían las dañina radiaciones sincrónica, similar a la que actualmente registra Venus, neutralizada por la entrada en acción de la homeostasis con su determinación refrigerante, en forma de un régimen inducido por las masas orgánicas, configurada como un racimo de ciclos sucesorales, en forma de fases operativas con flujos de fuerzas que estabilizan el medioambiente, y que ponen en acción la vorágine de los acontecimientos geológicos.

El gran evento de oxidación ocurrida en el Deriano Sincrónico, al afrontar dicha crisis, envolverían al régimen regulatorio en su tercera encrucijada existencial: “la Intermitencia de la Anomalía Hídrica” en cuya persistencia descansan los mecanismos que soportan la homeostasis, funcionando como los inductores que empujan las Sucesiones Regresivas MULTI/Fenomenológicas, pasando de uno que otro nivel de reincidencia sucesivamente (5 en total ejecutado a la fecha), sirviendo como base de amparo para el sostenimiento de la vida, en propensión ascendente en termino genealógico, que se mantiene fundamentalmente gracias a la actividad de la fotosíntesis.

La Homeostasis permitió al régimen regulatorio extender su alcance existencial, induciendo algo así, como un desvió o suspenso del algoritmo natural, que en el Arquerozoico fueron las sucesiones continuas que marcaron el devenir de los acontecimientos geológicos, establecido por un extraño vals magnético de intercambio inercial entre la Tierra y la Luna, como una modalidad de entrelazamiento magnético que generan las distintas fases que caracterizan la aceleración secular, permitiendo abrir un ATAJO/Temporal en forma de vida paralela, para ejecutar los procesos de la homeostasis, que perdura hasta hoy día.

Los Ciclos Sucesorales Homeostáticos están estructurados por 3 fases individuales, diferenciadas entre sí, atendiendo a la naturaleza de los empujes seculares y de las cargas cinéticas que las componen, que de acuerdo a cómo se van liberando adquieren los distintos tipos de connotaciones:

  1. Fase Estándar de empujes seculares constantes, sujeto a los libres influjos de los marasmos oceánicos, fuertes actividades Ígneas/Volcánicas y predominio del Metano atmosférico;
  2. Fase Glacial de empujes seculares decrecientes, caracterizada por la intrusión de la corriente oceánica CIRCUM/Planetaria, los casquetes polares y el predominio del O2 atmosférico;
  3. Y la Fase Sincrónica de empujes seculares neutro sin cargas cinéticas, donde la Luna asume una posición geoestacionaria sincrónica, y además prevalece la abundancia del CO2 atmosférico.

Ordenando los registros geológicos de acuerdo a como opera el régimen regulatorio de los Ciclos Sucesorales GEO/Ambientales homeostático, las evidencias apuntan a la ocurrencia de un próximo episodio de abombamiento oceánico en estado sincrónico, que quedara conformado en el corto periodo tiempo de 1.10 millones de años, denominado el Tamayensis Sincrónico, que en consonancia de los hallazgos muestra características comunes a sus análogos, tanto del Cretáceo Superior como del Cámbrico, conectado por medio a una interacción fenomenológica en forma de episodios concatenados, que se repiten predeterminadamente, por medio de un complejo sistema de cargas cinéticas, acoplado a un racimo de sucesiones astronómicas que determinan las distintas connotaciones medioambientales.

El algoritmo astronómico, actualmente se encuentra rebasando el umbral de la penúltima Era geológica del Cenozoico: próximo a dejar atrás el Holoceno, de predominio del O2, y la suspensión de la corriente oceánica CIRCUM/Planetaria; adentrándose a una nueva fase en que predominara el CO2 atmosférico y pasara a conformarse una nueva era sincrónica, encontrándonos al borde de rebasar el punto de inflexión de no retorno, hacia la conformación de una nueva entidad ambiental de globalización territorial, que habrá de reconfigurar un nuevo SÚPER/Continente con su somero oceano interior abombado y la suplantación de los chaquetes polares, como últimos vestigios de la desaparición de la criósfera.

En la actualidad las variantes del cambio climático, están determinada por una transición estructural profunda de reemplazo de una entidad ambiental por otra, pasando de los efectos restrictivo de la criósfera de gran reserva de ozono, hacia la apertura de una nueva entidad sincrónica, poniendo punto final al Neógeno Glacial.

El Neógeno Glacial actualmente está compuesto por 5 Épocas, en donde se puede apreciar el acortamiento paulatino de estas unidades, al extremo de preludiar el final del Holoceno en 1.10 millones de años más, sin posibilidad de que se pueda producir un nuevo episodio glacial.

Recién, nos encontramos a 1.10 millones de años del trayecto final, para concluir con el régimen glacial, por medio de una transición ambiental orientada a la conformación de una nueva anomalía hidráulica, consiste en un gran abombamiento de la hidrosfera localizados en el trópico, sin ningún tipo de actividades ígneas y sin cambio estacionales; dominado por los influjos producido por la enorme incidencia de la gravedad lunar sobre una misma área geográfica, determinando la conformación de una nueva Era Sincrónica que se extenderá por 7.40 millones de años.

Ocasionando la restricción de todas las masas de aguas organizada bajo los efectos del TÚNEL/Gravitatorio de inductancia polar que genera el posicionamiento GEO/Estacionario de la Luna, que alterara someramente el nivel del océano abombándolo en forma cónica verticalmente, obligándolo a ascender en condición anormales con rasgos de un somero cuerpo de agua interior, que al romperse abruptamente creara uno de los acontecimientos más destructivo que existe en la Tierra, en forma de ‘ola de colapso’, que se extenderá por todas las depresiones del mundo, exterminando a más del 90% de las especies biológicas, para estabilizarse posteriormente en un conjunto de grandes charcas en forma de un marasmo oceánico y de predominio del metano atmosférico, dando origen a un nuevo ciclo GEO/Ambiental por medio de un nuevo rebote magnético.

Terminado el proceso de la anomalía hidráulica en el tiempo cronológico de 8.50 millones de años a partir de esta fecha y su posterior rotura al finalizar el límite marcado, el mundo se hundirá en un cataclismo de proporciones colosales denominado la 6ª Gran Tribulación Hidráulica, consistente en un MEGA/Tsunami de proporciones gigantesca, con el desgajamiento de un somero mar abombado por encima de los 1,500 metros de alturas, originado a partir del impetuoso rompimiento de la extraña anomalía gravitatoria en forma de túnel que se forma por la particular conjunción de la Luna en posición GEO/Estacionaria.

Este trabajo, se ha permitido sugerir las divisiones de los limites estratigráficos, en función de las secuencias dejadas por el devenir de las conjunciones astronómicas que las crean, permitiendo definir con precisión los parámetros de las edades GEO/Cronológicas, que sirven de referencia para la definición de los Periodos y las Eras, basada en los cambios sucesorales que establecen un marco temporal relativo, que permiten ordenar los estratos rocosos en secuencia a escala planetaria.

El apogeo homeostático, define el propósito de cómo los organismos vivos y su entorno inorgánico evolucionan juntos, como un único sistema autorregulado de Sucesiones MULTI/Fenomenológicos, por lo que los cambios logrados por medio de la implementación de su Régimen Metabólico FOTO/Sintetizador fueron determinante para mantener el planeta habitable y de soporte a la vida, a pesar de los riesgos que han representado los fatídicos rebotes magnéticos, los efectos de las resonancias síncronas, las radiaciones ultravioletas del Sol, las glaciaciones, los volcanes y los meteoritos.

Tenemos que esbozar el uso del raciocinio como la tercera instancia de sobrevivencia y alternancia de refugio, en la que los humanos haciendo uso de ella, tendremos que adaptarnos a la dispersión AERO/Espacial, realizando estructuras de carácter satelitales de albergue poblacional para minimizar la vulnerabilidad que representaran los acontecimientos que nos asechan, en termino de lograr metas colectivas, así como los medios para alcanzarlos, donde el ser humano fije su propósito de vida en el espacio como biodiversidad alterna, bajos los principios del desarrollo sostenible en termino de nivel organizacional de continuidad con los mecanismos de coordinación ambiental, en donde los seres humanos y sus redes sociales, se acoplen en termino de proceso de información, para la instauración de una economía circular con redundancia auto catalíticas, que puedan impulsar las transformaciones hacia las metas de supervivencia, impulsando el reciclaje eficiente de los recursos.

El algoritmo sucesoral homeostático es la función encargada de mantener los parámetros ambientales en el nivel adecuado para la implementación de las reacciones orgánicas, en termino de eficiencia por medio de la autorregulación; en la que si consideramos la criósfera como el parámetro más crítico de las tres fases que componen los ciclos sucesorales, debemos considerar la nueva entidad sincrónica por venir, como la etapa más favorable del ciclo Cenozoico, por lo tanto la nueva fase sincrónica habrá de ser el zenit del desarrollo de la humanidad, algo así como la etapa dorada de solaz generacional.

No debemos preocuparnos por el incremento del predominio del CO2 atmosférico, ya que, en el pasado, las fases sincrónicas fueron las más exuberantes en término de proliferación biológica, tanto el de eclosión biológica del Cámbrico como el Cretáceo Superior en los que los dinosaurios obtuvieron su plenitud, ambos fueron dos periodos del pasado marcados por las incidencias sincrónicas y que actualmente marcan la referencia del encomio de la raza humana.

En el Cretáceo Superior Sincrónico, la temperatura media se mantuvo en promedio en los 28 ºC (10 ºC más alta que la actual), por lo que debemos esperar una evolución hacia un entorno de mayor incremento de la temperatura, por lo cual la entrada en una nueva fase radiante sincrónica debemos verlo  en termino ventajosos; en donde muy probable estemos alterando más peligrosamente los ciclos de los nutrientes, que representa un desafío más riesgoso que el transito medioambiental en que estamos inmerso.

Sin embargo, tal modelo de sostenibilidad dependerá de nuestra capacidad de monitorear y modelar los procesos y sus efectos, si queremos crear un mundo mejor para la creciente población humana, necesitaremos  conocer los ciclos y regular nuestro impacto sobre el planeta, y crear deliberadamente una conciencia ecológica que se base en el equilibrio de la Biosfera, en el reciclaje de los materiales impulsados por la energía sostenible, manteniendo la “selección secuencial”, en la que podamos modular la temperatura y el entorno, en termino de mantener la estabilidad de AUTO/Supervivencia.

Publicado en El Cambió Climático y Aceleración Secular | Etiquetado | 1 Comentario

Protegido: Régimen de Operación de los Ciclos Sucesorales GEO/Ambientales Predeterminados, Homeostático.

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

Publicado en Sin categoría

Innovaciones recursivas en el “Deriano Sincrónico”

deriano sincronico

Hace 2,522.65 millones de años la tierra estaba entrado en un periodo sincrónico, donde la luna se iba anclando paulatinamente en una órbita geoestacionaria, ejerciendo una desmesuradamente influencia en una reducida área geográfica, originando significativos cambios en los niveles del mar por medio de la atracción magnética localizada, creando una anomalía hidráulica en forma de un abombamiento oceánico, que arrastraba la gran masa de agua hacia ella, globalizando todas las tierras emergidas, dando origen al primer SÚPER/Continente conocido: “Kenorland”, que existió hasta su rompimiento hace 2,285.50 millones de años atrás.
En el Deriano Sincrónico el régimen BIO/Regulador se encontraba agotando los recursos de intercambios inerciales, como preámbulo de su entrada en Fase DES/Aceleración Retrograda a partir de la cual la Luna detendría su expansión orbital y empezaría a retrotraer su órbita, como compensación biunívoca de los impulsos inerciales recibido de la Tierra por vía del frenado en el torque de giro, que habían sido transferido a través del régimen de interdependencia inercial, que actúa como la superestructura abstracta que gobierna el algoritmo de los acontecimientos geológicos.
Los organismos procariotas que operaron lentamente por espacio de 950 millones de años no habían cumplido con la función de absorber todos los residuos del hierro en la hidrosfera, y en el Deriano Sincrónico fueron relevado en dicha función por las algas eucariotas, quedando restringida a un medio muy limitado de subsistencia; los cambios medioambientales se precipitaron en forma vertiginosa, creando la división geológica más transcendental del planeta, con un renacimiento del sistema biológico por medio de la concatenación de las modernas algas eucariotas, cuyos principales roles medioambientales fueron la oxidación de los compuestos férricos y su vocación refrigerante por medio de la emisión de oxigeno atmosférico, que contrarrestaron las radiaciones caloríficas de microondas emitida por la fase en resonancia sincrónica.
Esta discordancia surge cuando el agotamiento de los empujes seculares entraba en una delicada fase radiante de naturaleza sincrónica, de gran proliferación de radiación de microondas, cuyo propósito era general una metamorfosis superficial que sublimara la corteza, evaporado la hidrosfera en sentido general y llevarse por delante los logros del sistema biótico, cuyas actividades contribuyeron a estabilizar los problemas recursivos generada por el alto contenido de hierro en la hidrosfera.

Inicialmente, la emisión de oxigeno atmosférico por parte las algas eucariotas, tenían como propósito la limpieza de los de los tóxicos remanentes de hierros dejada por las sucesiones acontecimientos: del nefasto estadio de Resonancia Síncrona Primogénita del Eón Hádico que por culpa de los enormes tirones inerciales de la gran masa lunar generaron una desproporcional actividad ígnea, el intenso bombardeo de asteroides del periodo Arcaico y la acción de la condenación de la hidrosfera, que conjugaron un adverso episodio de una gran acumulación de hierro y azufre en alta densidad acumulado por efecto de la escorrentía en los océanos primitivos, forzando al Régimen Regulador a producir un punto de inflexión de reorientación sistémica muy importante, crucial para la permanencia de la vida en la Tierra, que posteriormente terminaría desviado los acontecimientos algorítmicos de la Tierra.
La concatenación de las algas eucariotas, dio inicio al Sistema Metabólico Aeróbicos FOTO/Sintetizador, que sirvió de soporte a la conformación de las vidas complejas, capaces de evolucionar de forma mucho más rápida y provechosa, con un poderoso núcleo donde resguardaban, bien protegida, la información genética relativa a la herencia que permitiría el ascenso generacional de la vida a través de la mayor transformación medioambiental habida en la Tierra, quedando el mundo dividido en dos ambiente: el Sistema Anaeróbico QUIMIO/Sintetizador de los Procariotas y el Sistema Metabólico Aeróbicos FOTO/Sintetizador de los Eucariotas, que fueron las responsables directas de la transformación medioambiental que permitió el desarrollo de un medio permanente de protección en forma de capa de ozono, que actualmente funciona como filtro protector contra la radiación ULTRA/Violeta del sol, haciendo del Deriano Sincrónico el periodo más dinámico de las etapas ambientales transcurrida aquí en la Tierra.
Al finalizar el Deriano Sincrónico, hace 2,285.50 (m./a.), el régimen astronómico terrestre quedo en la disyuntiva, si pasar a la fase de retrospección de los empujes inerciales en forma retrógrada, o transcurrir por una nueva secuencia de tiempo MULTI/Fenomenológica basada en unos Rebotes Magnéticos que se repiten aquí en la Tierra desde la fecha, que ocasionan una permanente transgresión astronómica, en forma de un Sistema Regulatorio Alterno que se basa en la inducción biológica de Sucesivos Empujes Orbitales Lunares, definiendo el Deriano Sincrónico como el periodo de ascenso de las acciones PRE/Determinadas, por medio de campos de fuerzas subvertidas en forma de sucesos privativos que siguen soportando la hidrosfera y la vida en la Tierra.
En termino general, el proceso conjuntivo del Arquerozoico, no estaba contemplado la realización de ningún evento refrigerante, fueron las actividades de las algas por medio de las emanaciones de oxígenos atmosférico, la que indujeron el desvió algorítmico sucesoral que iba ejecutando el régimen de Interdependencia Inercial Astronómico, que por su naturaleza hubiera entrado a su secuencia final con la puesta en fase de DES/Aceleración Retrograda y completado el ciclo previsto del régimen de las Sucesiones Algorítmicas Naturales, en donde el Deriano Sincrónico, era el proceso de cierre que marcaba el límite de la conjunción del Arquerozoico, que debió concluir bajo los efectos de una fulgurante metamorfosis superficial Lithográphica que sublimaría los carbonatos de la superficie terrestre, en termino de emanación de altas temperaturas, donde la hidrosfera y su sistema biológico no tenían posibilidad de perdurar más allá de sus límites.
La instauración de la Homeostasis permitió introducir los correctivos medioambientales que requería el régimen, en forma de una escala temporal adicional al que tenía programado el algoritmo astronómico natural, vinculado a una sucesión Fenomenológica favorable a la permanencia de la vida y el de la Anomalía Hidráulica, que soliviantarían el anclaje mareal por medio de un abombamiento oceánico hasta su agotamiento final, que al romperse ocasionaría un estrepitoso golpe magnético, que reactivaría una sucesión de ciclos MULTI/Fenomenológicos de recarga inercial que mantienen la Luna en una permanente expansión orbital, de gran trascendencia para el funcionamiento de la homeostasis a modo de entidad rectora del sistema biológico, que ha logrado la persistencia de la vida en la Tierra.

abombamiento anomalo

Publicado en El Cambió Climático y Aceleración Secular | Etiquetado | Deja un comentario

La Instauración de la Vida bajo las Incidencias de los Procesos Conjuntivos

Los Procesos Conjuntivos
La Instauración de la vida fue un proceso complejo inducido por el régimen de interdependencia, como una vía para darle salida a los contratiempos medioambientales que significaban la gran acumulación de compuestos de hierro producto de un desbalance algorítmico de la secuencia de la conformación de la Tierra.
La gran proporción de tamaño que asumió la Luna, por medio de la aglomeración de asteroides en el proceso del gran barrido de los restos PROTO/Planetario, originaron tirones mareales desproporcionados que ocasionaron una gran actividad ígnea que dejaron la tierra impregnada de una gran concentración de hierro nuclear que terminarían dificultando la consecución del algoritmo astronómico, en que debía desenvolverse la Tierra en término de su régimen de regulación de fases en el Arquerozoico.
El engendro biológico, fue un recurso de contrapeso para balancear el ordenamiento primordial en que tenía que discurrir el proceso astronómico de la Tierra en su enlace sincrónico con la Luna, sobreponiendo la vida como una fase primordial que tuvo su pináculo justo en el apogeo del rango medioambiental de la Aceleración Secular Uniforme de gran estabilidad ambiental y de temperatura moderada.
El funcionamiento de la actividad biológica, requiere de condiciones medioambientales regulada como garantía de permanencia, de los que se encargan los regímenes BIO/Reguladores, al tratarse de moléculas sumamente frágiles, en que estas reacciones precisan para mantenerse, en soluciones acuosas y a temperaturas moderadas (entre O y 70°C. como umbral de referencia); poniendo en evidencia la extrema sensibilidad medioambiental en que se desenvolvieron las primitivas Metanogenas Procariontes, para mantener sus actividades “QUIMIO/Sintéticas” en el Proterozoico.
Este proceso estuvo caracterizado para la realización de una actividad puramente heterótrofa anaeróbicas de los Óxidos CH4 del metano, de donde obtenían sus energías metabólicas, degradando azufre, liberando gas natural de metano y precipitando los contenidos del hierro, como un proceso necesario de estabilización del algoritmo astronómico.
De la cual, la acción de la Sopa PRE/Biótica, fue una etapa precursora en termino de elaboración de los ladrillos fundamentales de proteínas y ácidos nucleicos, que posterior se consumarían por medio de la síntesis biológica, en término de un organismo autónomo, de membrana semipermeable, capaz de auto sostenerse y reproducirse, granjeándose sus propios componentes, capaz de generar energía metabólica por medio de la degradación del hierro sulfuroso.
Conmensurando los procesos catalíticos autorregulados, con capacidad para reproducirse, reconocer y responder a estímulos y de transmitir su información hereditaria codificada en los ácidos nucleicos a través de las moléculas de proteínas llamadas enzimas, que catalizan o inhiben las diferentes reacciones inherentes a su metabolismo, en un rango de estabilidad medioambiental particular.
De reproducción binaria, clonándose simétricamente por medio de la fisión en dos partes de igual tamaño y forma, con rasgos de transferencia vertical genética, con capacidad de auto ensamblarse a partir de los nucleótidos producidos en la Gran Sopa Orgánica.
Diferenciándose del resto del ecosistema por un conjunto de propiedades a través de asociaciones simbióticas complejas, capaces de mantener y sostenerse junto con el medio que les rodea, bajo un proceso homeostático que les permitía adaptarse en generaciones sucesivas y realizar la duplicación genética, considerado como el acontecimiento más importante logrado como recursos biológicos.
La actividad biológica se erigió como una maniobra recursiva, puesto de manifiesto por el régimen de interdependencia inercial para el reencauzamiento del algoritmo astronómico interno hace 3,469.50 m./a., cuya eficiencia se mantendría vigente por 950 millones de años, a partir del cual se vislumbraría la necesidad de un nuevo ajuste operativo.

Publicado en El Cambió Climático y Aceleración Secular, Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

La Condensación de la Hidrosfera como Sustrato de la Gran Sopa Orgánica Primordial

La Gran Sopa PREBiotica
Allá por los 3,784.88 millones de años, posterior a la consolidación de los carbonatos, los excedentes de los gases atmosférico que habían quedado flotando sobre la superficie, se hidrogenaron bajos las condiciones adecuada de temperatura y presión, produciendo las primeras precipitaciones de hidrocarburos que le dieron apertura al rango Medioambiental Secular Uniforme de gran estabilidad atmosférica.
Esta acción constituyo la base de la puesta en marcha de la Gran Sopa Orgánica y de los procesos cíclicos de evaporación y condensación que determinaron una crucial fase de Síntesis PRE/Biótica, las de los aminoácidos que constituirían los ladrillos de la vida, en forma de bloques de construcción básicos de proteínas, que condujeron a la formación de las largas cadenas macromoleculares de carbohidratos, lípidos, proteínas, ácidos nucleicos y azúcares.
Esta fue una etapa restringida, en forma de un estado único de la Tierra primitiva, impregnada de una atmósfera de metano, amoníaco, hidrógeno y dióxido de Carbono en un medio líquido de temperatura superlativa de alta temperatura, por encima de los 70°C, que se constituiría en el umbral del paso de las moléculas químicas a las orgánicas animada, que podían crecer y reproducirse, es decir, la transición de la materia inerte a la vida.
Podemos definir el periodo de la Gran Sopa Orgánica Primordial, como un largo proceso de replicación de moléculas de ARN, adicionales a los gases que formaban la densa atmósfera primitiva que rodeaba la Tierra, que a medida que la temperatura bajaba, estos gases se licuaban, lloviendo a torrente durante siglos, llenando todas las hondonadas y depresiones, que constituyeron los mares y los Océanos primigenios.
Estos elementos BIO/Génicos se esparcieron por todas las superficies por medio de las precipitaciones, a los largo de 315.38 millones de años, tiempo suficiente para consumar todos tipos de compuestos orgánicos en reacciones con los inorgánicos, activados por las energías sincrónica y de la luz ultravioleta, que ha recibido el nombre de período de la fases química o prebiótica, como los primeros sillares que posteriormente constituirían la vida, en condiciones anódicas y en una atmosfera reductora.

Publicado en El Cambió Climático y Aceleración Secular, Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

La Resonancia en los Acontecimientos Progresivos de la Tierra

La Resonancia en los Acontecimientos Progresivos de la Tierra
Al originarse la Perturbación Inercial PROTO/Planetaria, el sistema solar estaba apena estructurando su fisionomía, dentro del cual se acoplaron la Tierra y la Luna en una resonancia fuerte que terminarían absorbiendo el resto de los componentes del tercer anillo que la formaron, requiriendo la mediación de un régimen que regulara las trasferencias de los intercambios inerciales interno, para que esta relación se mantuviera en estado conjuntivo armónico y en consonancia biunívoca.
A lo interno de la nueva entidad astronómica, la Luna, actuando como peonza del sistema, contribuyo a estructural importantes fases geológicas en la Tierra, como las: A] Empujes Seculares Crecientes, B] Rango de Aceleración Secular Uniforme o Estándar, C] Empujes Seculares Decrecientes, D] Rango de Resonancia Síncrona, y el E] de la Desaceleración Retrograda, que le imprimieron particulares rasgos a la conjunción del Arquerozoico.
Por medio a las variaciones de los empujes seculares y los balances de las fuerzas internas, se pone en evidencia la presencia de un régimen que se encarga de balancear las inercias internas, que se encarga de hacer los ajustes pertinentes al unísono de las actividades astronómicas, como un medio de transferencia de energías entrelazadas, encargada de mantener el equilibrio dinámico dual de intercambio inercial que en el interior del sistema se realizan permanentemente.
Fuera de esta relación, la vida nunca hubiera podido concretizarse, puesto que al principio se oponía un nefasto estadio de Resonancia Síncrona Primaria, que impedía la consolidación de los carbonatos superficiales que más tarde sustentarían dicha actividad, definiendo esta actividad las características el Eón Hádico, como el periodo magmático, hace ya 4,223.00 millones de años.
Prolongándose posteriormente este estado de inestabilidad debido a la rápida apertura de la órbita lunar y la preeminencia del Gran Barrido de Asteroides absorbido por la Tierra, como restos de la cobertura básica que componían la nebulosa del disco PROTO/Planetario, constituido en forma de aerolitos que habían quedaron desperdigado como residuos flotantes en equilibrio inestablemente alterado, que los llevaron a caer hacia la región de confluencia magnética e impactar contra el planeta y su satélite que ya dominaban la resonancia principal y que fueron asimilados como base de refuerzo en su acción regulatoria.
Estos impactos dejaron centenas de miles de cráteres de más de 20 kilómetros de diámetro, caracterizado por un peculiar apelotonamiento en fecha de hace 3,784.88 m./a. @ 4,223.00 millones de años que dominaron el periodo Arcaico, junto con los remanentes de la resonancia magnética de gran proliferación de microondas que calentaban el planeta en grado extremo, por lo que, la corteza Lithográphica no se estabilizaba y reconfiguraba activamente la tectónica de placas, por lo que la temperatura atmosférica se mantenía muy inestables, probablemente por cerca de 1600 °C y su convección era muy rápida por lo que mantenía el planeta en rango de calentamiento superlativo.
Con la consolidación definitiva de la corteza sólida en forma de carbonatos, quedaron establecida las condiciones de la posterior condensación de la lluvia, como mecanismo previo para en funcionamiento de la gran sopa orgánica primordial que posteriormente daría inicio a la vida en el Arquerozoico.
Tan grandes fueron los tirones inerciales de la gran masa lunar y la actividad del intenso bombardeo de asteroides, que dejaron impregnado un alto contenido de hierro y azufre en la corteza Lithográphica antigua, que a partir de su finalización obligaron al régimen regulatorio, a realizar ajuste de fondo.

Publicado en El Cambió Climático y Aceleración Secular, Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario