La Condensación de la Hidrosfera como Sustrato de la Gran Sopa Orgánica Primordial

La Gran Sopa PREBiotica
Allá por los 3,784.88 millones de años, posterior a la consolidación de los carbonatos, los excedentes de los gases atmosférico que habían quedado flotando sobre la superficie, se hidrogenaron bajos las condiciones adecuada de temperatura y presión, produciendo las primeras precipitaciones de hidrocarburos que le dieron apertura al rango Medioambiental Secular Uniforme de gran estabilidad atmosférica.
Esta acción constituyo la base de la puesta en marcha de la Gran Sopa Orgánica y de los procesos cíclicos de evaporación y condensación que determinaron una crucial fase de Síntesis PRE/Biótica, las de los aminoácidos que constituirían los ladrillos de la vida, en forma de bloques de construcción básicos de proteínas, que condujeron a la formación de las largas cadenas macromoleculares de carbohidratos, lípidos, proteínas, ácidos nucleicos y azúcares.
Esta fue una etapa restringida, en forma de un estado único de la Tierra primitiva, impregnada de una atmósfera de metano, amoníaco, hidrógeno y dióxido de Carbono en un medio líquido de temperatura superlativa de alta temperatura, por encima de los 70°C, que se constituiría en el umbral del paso de las moléculas químicas a las orgánicas animada, que podían crecer y reproducirse, es decir, la transición de la materia inerte a la vida.
Podemos definir el periodo de la Gran Sopa Orgánica Primordial, como un largo proceso de replicación de moléculas de ARN, adicionales a los gases que formaban la densa atmósfera primitiva que rodeaba la Tierra, que a medida que la temperatura bajaba, estos gases se licuaban, lloviendo a torrente durante siglos, llenando todas las hondonadas y depresiones, que constituyeron los mares y los Océanos primigenios.
Estos elementos BIO/Génicos se esparcieron por todas las superficies por medio de las precipitaciones, a los largo de 315.38 millones de años, tiempo suficiente para consumar todos tipos de compuestos orgánicos en reacciones con los inorgánicos, activados por las energías sincrónica y de la luz ultravioleta, que ha recibido el nombre de período de la fases química o prebiótica, como los primeros sillares que posteriormente constituirían la vida, en condiciones anódicas y en una atmosfera reductora.

Esta entrada fue publicada en El Cambió Climático y Aceleración Secular, Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s